28 dic. 2006

¡AQUÍ ME BAJO, DON!


Igual que todo en la vida, muchá, este purrún llega a su desenlace; hay que echar a la verga a los bolos, tapar la marimba y barrer el pino. Es algo medio inesperado, pero tan necesario como echarse una micheladita y un cevichito un sábado a mediodía, cuando uno anda bien cerote de la cruda. Quiero agradecerles de corazón (aunque suene hueco) a toda la mara que desde el inicio hizo que el Muladar fuera lo que es: algo que ni yo mismo me esperaba, un éxito, muchá. Gracias a todos por leer tanta mulada y tomarse el tiempo para comentar y escribirme a mi correo (algunos). Lo bonito de todo esto son los lazos que uno va haciendo con mara que ni conoce. No me van a creer pero yo valoro un vergo eso, muchá. Sé perfectamente que al menos dos o tres amigos nuevos me eché mediante el MULA QUE ES UNO. Tengo otros proyectos en mente y el tiempo ya no me alcanza para mantener con dignidá esta pocilga y la verdá, prefiero retirarme en alto y no con la cola entre las patas. Tampoco es que esté tirando la tualla, sólo creo conveniente cerrar un ciclo y ahora es un buen momento para hacerlo. Me despido entonces, pues, con un nudo en la garganta, medio tristón, pero seguro de que los nuevos proyectos también me entretendrán mucho, como mi querido Muladar. Y bueno, seguiré pendiente de los blogs de muchos de ustedes, así que tampoco crean que me voy a desaparecer así nomás; nel, seguiré conectado a esta onda del internet, a güevos, como siempre. Un chito y un abracho para todos y Feliz Año, con Gallo Nuestra Cerveza y Ron Polano. Su cuate y compadre de siempre, Rafael Romero (REX)

18 dic. 2006

O TODOS HIJOS O TODOS ENTENADOS


Hace unos días vi un video de unas carreritas de caballos que hacen en alguna parte de Mulamala, en Occidente, creo. Las pistas son unos como callejones pisados y cada jinete (compiten de dos en dos) se mete un su putazo de Indita cada vez que llega a uno de los extremos (son carreras de ida y vuelta). Parece ser que gana el que aguante más, el más piedra. Pero no estoy seguro porque a lo único que le puse atención fue a los talegazos que se metían después de la sexta ida y vuelta, cuando el guareque empezaba a hacer efecto. Un total cague de risa, muchá. Los cinco minutos que duró el video fueron suficientes para darme cuenta de que la vida no sería la misma sin nuestras estupideces. Da igual si se trata de una costumbre ancestral o de una tradición folclórica; media vez nos dé risa o notemos que lo que estamos viendo tiene más cara de ridiculez que otra cosa, ¡aaah!, para qué más. Después de zamparme unos buenos vinos y de darle vueltas al asunto, llegué a la siguiente conclusión: el medio tiene la culpa de ser como soy. Hay un pijazal de mara que se alimenta de la estupidez; yo soy uno. Soy tan adicto como un charamila. ¡Sin pajas! Crecí entre cursis valses de quinceaños, desfiles militarizados de una falsa Independencia y veladoras en honor a un palo llamado Maximón o a un muerto de apellido Ubico. ¡Cabal, por eso soy así! ¡Por eso no puedo evitar ser un mula y entretenerme con tanta mulada!

Y entonces se me vienen a la cabeza un montón de ondas, muchá: los bailes esos de “figuritas” y de “monstros” que hacen en los pueblos (siempre he preferido el de los “fieros”, en donde los huecos dia-de-veras aprovechan para hacerse pasar por huecos dia-mentiras y pasar un glorioso día vestidos de culos persiguiendo pisados para trincárselos); las típicas despedidas de solteras y solteros, en donde al mula que se va a casar lo llevan a las putas, a que chime y se entalegue (cf. Síndrome del Macho Cabrío: machismo), y a la pobre cerota la encierran en casa de un familiar con una buena pandilla de señoronas a hacer jueguitos de tercero primaria y a darle consejos para que se convierta en una buena esposa y cuide de su “príncipe azul” y tengan muchos “hijitos” (cf. Efecto Susanita, la de Mafalda: susanismo); las procesiones en Semana Santa, en donde un vergo de cucuruchos (lo dice un ex hermano cargador) demuestran su devoción yendo crudos (algunos todavía a verga), echando chelas de tienda en tienda, viendo si sale algún culito por ahí o, ya en la madrugada, armando vergueo; las graduaciones de diversificado, en donde no sólo hay que ir trajiado a un acto a recoger un cartón enrollado (que nunca es el título) sino que los de La Riva Hnos. te majeen para que tus tatas te compren un anillote pisado con un diamante chafa que no sé que pisados significa ni para qué putas sirve; los velorios, muchá, en donde de repente ves a un vergo de cerotes desconocidos, que vinieron a dar el pésame, y de paso se quedaron aplastados dándole duro al café con pan, al traguito y a los naipes; cuando notás las carcajadas y los chistes, ya no sabés si estás en un velorio o en una fiesta, ¡sólo falta que en lugar del rezo las doñitas se pongan a bailar los grandes éxitos de los incestuosos de Pimpinela!

Ni hablar de los cultos, muchá. Las novecientas treinticinco mil “iglesitas” pisadas que hay por toda Mulamala confirman que el monoteísmo ya está pasado de moda y que lo chingón ahora son las sectas (algunas familiares) con dioses variados, conversaciones espiritistas, imposición de manos, cánticos zoomorfos, sanación telepática, controversiales diezmos y, muy de vez en cuando, ofrendas corporales para el Pastor de parte de sus ovejas, bueyes y borregos; y también la Navidá, en donde, dejando de lado al panzón mierda de Santa Clos, que les mete la verga a los tatas con el rollo de los regalos, no entiendo qué pisados tiene qué ver un pino cerote repleto de chilitos y pelotitas colgantes con el nacimiento de Tatachús, por mencionarles algo; y el Día del Cariño, que sólo sirve para que la mayoría de los cuartos de las mulamaltecas (incluyendo treintañeras y cuarentonas) exhiban un descomunal ejército animal de peluches y gigantescos globos con trilladas frases del tipo de no pienses que no te quiero, porque te amo; y podría mencionar muchas ondas más, muchá, pero creo que con ésas basta para demostrar que crecí (y he vivido) en una especie de circo, una guaca, un revoltijo de muladas, de ridiculeces y de sinsentidos, ¡y ni siquiera hablé de política o de futbol, cerotes! En fin, aunque parezca que me estoy quejando, como siempre, tengo que decir que nel, que no me estoy quejando, que estoy agradecido por tanta mulada, porque mi país me ha colmado y me sigue colmando de toda la ridiculez (cf. "La sandez que cual maná cayó del cielo" de Larry Cabulba) que necesito para definirme, para ver la vida de la forma que la veo y para sentirme orgulloso de ser mulamalteco; aunque pelmazo, chabacán y malcabresto, pero mulamalteco.

¡Felices fiestas pues pisaos! ¡Ai a ver qué putas el otro año!

7 dic. 2006

REX AL DESNUDO (LA CONTESTACIÓN)


Fíjense muchá que para esta mi contestación estaba pensando en algo más chingón y menos común que el típico formato de las entrevistas, pero hace rato pensé: ni mierda, así que se vaya, ya va empezar la biografía de Corín Tellado. Así que se me ocurrió el formato de la respuesta breve y al grano, como si fuera político (!onde pisaos!); eso sí, tuve que corregir por ahí unos quiotros cagadales ortográficos y de redacción en algunas preguntas, porque eso sí que no, cerotes, muy chingadera la onda, pero eso sí que no. Bueno, ahí está pues. No me vayan a salir con vergas si estaban esperando otras ondas, porque tampoco es caldo de moronga. Ah, y espero que el hijuesesentamilputas de Tito lea esta mierda, para que vea que SÍ opino y que si me preguntan, contesto.

SIRGT: ¿Qué opinión te merece el precio del barril de crudo y qué relación le encontrás a esto con la época navideña? Está caro, la verdá, pero aún así me alcanza para un par que le quiero regalar a mi cuñado para Nochebuena, aunque sea de los de cinco litros. ANDY: ¿Qué pensás de Chávez? No me cae mal, pero prefiero al boxeador. ¿De Ríos Montt? Está pendiente el maje. A todo coche le llega su sábado. ¿De La Franja de Gaza? De tanto herido y muerto pisao se está convirtiendo en una verdadera Zanja de Gasa, curitas, vendas y huesos. ¿Del turismo sexual? Placer es placer. ¿A quién le preguntó la hora el que inventó el primer reloj? A nadie, según leí, el cuate era mudo. ¿Cuánta pelusa cabe en el ombligo de un elefante? Un poquito menos de la que cabe en el de una elefanta. ¿Qué pensás sobre la legalización de las drogas? Le quitaría la emoción al asunto. Es como si todo el mundo anduviera en pelota por la calle; en un mes todas nuestras ganas de chimar se habrían ido a la mierda. ¿Le harías el dos de espadas a la roquera? Nel, mama pega. ALECKSYA: ¿Por qué tenemos que preguntarle a los demás cómo arreglar nuestra vida o lo que opina de cualquier cosa? Porque en el fondo queremos arreglársela a los demás y porque, o nos gusta el puto chisme o queremos que todos sepan que nos interesan “asuntos importantes” y no parecer “incultos”. CARLOS ALBERTO: ¿Qué opinión le merece el anuncio de Galletas Chiqui? ¿Cree usté que el chocolate está por arriba o por abajo? Comparado con el de camisas Adolfo, el anuncio (aunque no muy miacuerdo) me parece “pasable”. El chocolate está por arriba, pero depende de cómo te la metás a la boca (claro, la galleta). ALEX: ¿Rojo o Crema? Un tiempo fui Aguacatero; desde güiro soy Merengue. Me están rogando para que le vaya al Deportivo Manoe Lión, pero me lo estoy pensando, sale cara la camisola.

VERO: ¿Qué pensás de los vecinos Rómulo y Marcuto? De tal palo tal astilla. Lo único que tienen bueno esos fariseos mierdas son sus nombrecitos romanos; de ahí la coincidencia. ¿Por qué será que en nuestra USAC todo es burocracia? Porque ya es un modus operandi, igual que la corrupción y el guaro clandestino. ¿Por qué la gente que atiende a los alumnos y público en general te trata con prepotencia? Porque la mayoría son unos amargados y creen que con ese su puesto de mierda pueden cagarse en uno (y casi siempre lo hacen) ¿Por qué entregan los títulos sin firmas y uno tiene que romperse la madre para conseguirlas? Porque el sistema está diseñado por vagos, que sólo se dedican a delegar y a delegar; al final, el recién graduado es el pisado. MAR DE ISAAC: ¿Crees que el Chavo del 8 es el Chapulín Colorado? Imposible. Yo tengo grabados capítulos onde salen los dos al mismo tiempo y, aunque se vea un borde como si la imagen estuviera sobrepuesta, no son los mismos. LU!: ¿Crees que la "roquera" ‘ta buscando algo más íntimo con vos o sólo deja su meil para tener más amigos? La zoofilia no muy me convence y no creo que nadie quiera chatiar con ella, a no ser que sea pa’ sacarle algo. Yo, como buen ciudadano decente y novio fiel, paso. ¿Por qué jodidos me llegó de vuelta un sobre cerrado, con una bolsa hermética adentro, con una muestra que envié hace tres meses a la Asociación de Guaqueros Anónimos? Porque dejaste de ser anónima. Aquel sentón que te pegaste enfrente de la Mercé te delató. JOSUÉ: ¿Qué harías si algún día te topás con una roquera pisada y te empieza a tirar por lo que escribís pero cuando la conocés está bien buena? Fijo que diría algo como: Puta, qué buena está esta cerota, ¡pero pa’ patiarla!, y me iría a la verga, como si nada, pensando en úlceras y encías podridas.

EL ZOPILOTE: ¿Qué fue lo que te inspiró a escribir Violencia (o el chillido de las mariposas)? No sólo el tedio de la vida, sino uno de mis fetiches: los miados femeninos. ¿Pagarías por sexo? Absolutamente todo lo contrario: cobraría. JCAB: Cuando va al baño un ciego, ¿cómo sabe cuando ya terminó de limpiarse? Normalmente se lo hace saber su perro, su bastón, su dedo medio o su lazarillo, pero no quiero entrar en detalles para no hacer sentir mal al gremio de chocos, chuchos, palos, extremidades y patojos chispudos. AXEL: ¿Qué vas a hacer con la roquerita? Nada, no puedo desperdiciar mi tiempo en calorcitos de ixtos; prefiero tirarme pedos en casas ajenas y cazar zanates con hule y cuetes doblados. PIRATA: ¿Qué chingados hacés en España? Aparte de engordar, darme cuenta de que Mulamala es la mera tos con flema, aunque no lo parezca. ¿Por qué escribimos? Porque eso fue lo que supuestamente nos enseñaron a hacer en primero primaria. ¿Cuál ha sido tu mejor satisfacción sexual? Mi primera paja, viendo el Shou de Porcel y media lica onde salía Lina Santos. ¿Por qué te querés desnudar? Porque aunque de cuerpo ande aventao a la mierda, la ocasión lo amerita. AZUL: ¿A quién admirás más: a Velorio o a Adal Ramones? A ninguno de los dos pisados; el más grande se llama Cantinflas. PABLO: ¿Cómo soportás a tanto imbécil elitista y mediocre que escribe en tu blog? Haciéndome la bestia. El ser humano en sí no me interesa, pero siempre es bueno tener un referente del patético grado de estupidez que podemos alcanzar. CHANO: ¿Por qué Venga con Chalo Venga tenía las orejas grandes? Porque fue extraído del vientre así, de las orejas; lo que ahora se conoce como "trauma dúmbico", en honor a ese primor de paquidermo volador que tantos orgasmos infantiles ha provocado.