25 feb. 2007

¡VAYAN A VER QUÉ SE GÜEVEAN!


Resulta que para ir a tu fiesta tengo que ir trajiado; que si me tatúo soy marero; que si no me rasuro parezco charamila. Y viene siendo que no puedo ir con estas fachas a tu Centro Comercial, que si no compro chivas de marca, soy pobre; que si no voy a misa ni salgo de cucurucho, soy Judas Iscariote; que si ando en burra o a pata, soy un corriente y no estoy en nada. Y parece ser que no me dejan entrar en tu Disco porque no doy la talla; que no puedo estudiar en tu Universidá porque no soy rico; que no puedo entrar en tu Restaurante porque no parece que me vaya a alcanzar para hartarme. Y dicen que si me dejo crecer la greña, soy drogo; que si soy chava y fumo y chupo, soy puta; que porque no voy a tu Tiatro ni a sus Exposiciones soy un ignorante, un inculto de mierda. Y resulta que si oigo rock, soy chamuco; que si le voy a los Rojos, soy muco; que si estudio en la San Carlos, soy bochinchero. Y viene siendo que si me pongo un arete, soy hueco; que porque me pagan una mierda, me tengo que conformar con ser pobre; que si no me alcanza para un buen colegio, me tengo que podrir en la ignorancia. Y parece ser que si no viajo, entonces no conozco; que si no tengo un pedazo de cartón en la paré, no soy nadie; que si llegué a tercero primaria, no valgo pa’ ni mierda. Y dicen que si lavo carros en la calle, soy caco; que porque llevo traje típico no puedo ser Presidenta de la República; que porque en mi chante no hay lujos, soy un pelagatos, que no tengo fichas.

Resulta que porque no tuve educación, te tengo que rendir honores Sr. Político y que, por lo mismo, tenés el derecho de bajarte el pantalón y cagarte encima; que porque esa tu mierda de blog Sr. Bloguero lo comentan cien culeros, tengo que reconocer que seás alguien “especial”; que porque apenas mastico el español, soy un analfabeto en tu inglés de mierda. Y viene siendo que si no compro la misma ropa que usté, no ando a la moda; que si no tengo un buen carro, no tengo clase; que porque publicó un su libro artesanal de "literatura", según usté, es el dios que añoramos para nuestra vida, es un cabronazo. Y parece ser que porque no tengo una novia que parezca modelito, soy feo; que porque no voy a chingar a la Zona Viva o a Cuatro Grados, no sé lo que es divertirme; que si me faltan cinco len para unas papas fritas, soy un limosnero y me tengo que aguantar el hambre. Y dicen que como no vivo en una zona residencial, soy del populacho; que porque no tengo un chance como el tuyo, no soy gente de éxito; que si voy al Puerto en Semana Santa, soy gentuza. Y resulta que para que no te metás conmigo Sr. Tira, te tengo que pistear y encima, lamerle el culo; que por soy moreno y no canche de ojos verdes, soy un indito más del montón; que si te pago con un billete dia cien, me mirás raro, como si sólo los chancles pudieran hacerlo. Y viene siendo que si no tengo unas cuántas tarjetas de crédito, no estoy in, no encajo en tus círculos sociales; que porque dizque se haiga reformado Sr. Marero, tengo que creer esa cháchara de amenazas disfrazadas que me da todos los putos días en las burras; que para que vote por usté Sr. Candidato, piense que unas laminitas y un par de costales de cemento son suficientes.

Y parece ser que si no me da la gana chambiar todo el santo día, soy un güevonote, un vago de mierda; que si no me harto pavo para Navidá, no sé celebrar esas fechas como se debe; que si te digo las babosadas en la cara, soy un abusivote que no tiene derecho de faltarle el respeto a nadie. Y dicen que porque no me pongo una playera del Ché, no tengo conciencia social; que porque no me sale bigote ni estoy mamado ni tengo tres o cuatro culitos, no soy hombre; que si no estoy de acuerdo con lo que miro, tengo que hacer sho y hacerle güevos. Y resulta que si me cae en la verga el desfile del 15, soy un antipatriótico vendepatrias; que si prefiero quedarme leyendo en la casa en vez de salir a echarme los tragos, soy un trabado, un antisocial y un reprimido; que si me echo los tragos, soy una lacra, una causa perdida; que porque ya mero cumplo 70 años, me tengo qu’ir a refundir a un puto asilo… Así que, por eso y un pijazal de ondas más, Sra. Sociedá Mular, me place decirle que se vaya a la mierda, que no necesito sus fraudulentos servicios ni sus planes corruptos, que ya estoy hasta el queque de tanta estupidez; que sí, que es verdá, que soy un gran mula, pero no tanto; que ya estuvo bueno de seguirle aguantando sus mamadas, que no piense que sólo porque soy un ciudadano común y corriente, no me doy cuenta de las cosas; que ya no me venga ni me salga con pajas, que los pijijes se arrean en otra parte; que aquí, en mi mundo, usté y los cerotes de sus discípulos y creyentes practicantes, simple y sencillamente, NO SON BIENVENIDOS. He decido.

12 feb. 2007

NI MIERDA TE GUSTA, ¿VA VOS?



Vos Rex, me dijo Tunches, hoy expulsaron a mi güiro de la escuela, fijate. Como aquél es mero pajero, no muy le hice caso y seguí soplando mi taza de incaparina, que estaba hirviendo. ¿No me creés, verdá? ¡A lo macho, hombre! La onda es que el retoño de este cuate había armado camote en su grado porque no quería mosh ni gaieta, sino chocolate con leche y un sangüichito de jamón con queso. ¡Habráse visto! El cerotío creía que andaba en las Posaditas, tu amor. La imagen del ixto droga refunfuñando porque ya estaba hasta el queis de la refa escolar se me quedó grabada y entonces caí en la cuenta de que, “curiosamente”, en Mulamala no estamos conformes con ni mierda. Sea lo que putas sea, siempre tiene que haber algo que no encaja, que no nos llega. Si yo fuera un tícher, por ejemplo, y me tocara pasarle lista a mis patojos, algo así pasaría (suponiendo que conozco bien a cada uno y sé de qué pata cojean):

—¡TITO!
—Presente, profe (Aunque sea mi cumple, yo no me harto ni una puta pieza de Pollo Campero si mi nana no sale a comprarme un quetzalito de tortillas. ¡Es la milésima vez que se lo digo!)
—¡LIPE!
—Presente, tícher (Por chingar jodí la compu que me regaló mi viejo porque al mula se le olvidó el micro, la cámara y el maus inalámbrico; además, era negra y me llegaba más en gris…. Ah, tampoco traía el güindous vista.)
—¡FINA!
—Presente, querido profesor (Cuando nació mi hermanita, la quería mucho; pero ahora que ya creció y se puso más alta y chula que yo, ¡la odio a la pisada!, ¡ojalá la embarace algún camionetero!)
—¡EDY!
—Aquí (Yo no quería un profesor barbudo y panzón; yo quería una maestra que estuviera buena, que nos enseñara el calzón de vez en cuando. ¡Que se metan la beca entre el culo! ¡Esta escuela es una mierda!)
—¡RIVELINO!
—No vino tícher, está malo; le dio catarro, pero como no quería tabcín ni bebetinas, hizo que su abuela, que ya no muy micas, lo llevara al Herrera Llerandi. Siempre hace lo mismo…

Sí, ya sé. Son niños y hay que entenderlos. Futurito más hijoeputa el que nos espera, vos Rex. Bueno, tampoco es para tanto; son sólo ejemplos rebuscados, yo sé que no todos los patojos son así, sólo los consentidos y los potenciales mareros. Mejor pasemos al nivel adulto, como en las licas. Todos los días nos levantamos desiando que no haigan colas en el banco, ni en el IGSS, ni en Finanzas, ni en la Empresa Eléctrica. Si no hay juguito de naranja en el desayuno, nuestra nana o cónyuge son unas güevonotas, por no levantarse temprano y tenerlo todo listo. Si cabal al salir empiezan a caer unos talegazos de agua, que por qué llueve; pero ese mismo día nos enteramos de la sequía que hay en el interior del país, entonces que por qué pisados no llueve. Quisiéramos que jamás se hicieran esas atrancazones pisadas de tráfico en la entrada a la capital, cuando están arreglando la carretera o haciendo un paso a desnivel, pero maldecimos al Gobierno porque sólo para güeviar sirve y no arregla las carreteras. Que si van a adoquinar nuestra calle, que qué ruido más pisado, que con el aire se levantan aquellas nubes de polvo; pero si no lo adoquinan, alcalde y consejales son una partida de mierdas. Que si la mara ajusta para una botellita de guaro y te invitan, mal, porque el nene sólo chupa güisquil; que si hay chela, que no vaya a ser Sol ni Tecate, y que también compren V8 y, de paso, que le preparen micheladas, con poco hielo, para que no empache; y si alguno anda en carro, mejor, porque qué güeva.

Si nos vamos a graduar, diunavez le advertimos a la mara que no se aceptarán pañuelos, calzoncillos Magregor o lociones de Avón, y que el que no vaya a la fiesta con traje completo, que mejor ni llegue. Si hay sol, queremos que haiga frío; o por lo menos, que esté medio nublado, para no andar con el chilacazo diarribaparabajo. Si hace frío, que qué frío más mierda, que uno ya no puede sentarse en el parque a echarse un cafecito tranquilamente. Que si están los de la GANA, mal, porque son de la misma marita del CACIF; que si los del FRG, pior, por genocidas, ladrones y fugitivos. Que si prohíben los canchinflines, mal, porque se pierden las tradiciones y las chingaderas navideñas no son lo mismo; que si no los prohíben, mal también, porque son un peligro latente para todos y los patojos son unos mulas que ni tirar esas mierdas saben y acaban incendiando mercados y almacenes. Que mejor Transmetro no, que uno se hace bolas y en unos meses será un nido de cacos esa mierda; pero si no lo ‘bieran hecho, éstas son las horas que estaríamos quejándonos del mismo transporte de hace mil años. Que Arjona nel, que ya cayó mal con esa formulita de frases trilladas y comparaciones aparentemente contradictorias; pero luego mal porque en Mulamala no hay artistas, que qué huevos, que cómo va’cer eso, que hay que aprender de los mejicanos, que a cualquier “pendejo” le hacen bulla. Que la selección de fut es una viva mierda, que los jugadores son unos fiesteros los cerotes y que no le ponen güevos cuando juegan; pero si ya mero clasifican, entonces ahí si nel, andamos sacándole la madre a todos los incrédulos y malinchistas, que con la Sele hasta la muerte, porque ‘ora sí vamos a ir al Mundial y el Pescado debería estar en el Rial, y el Pando con Bécam en el Galacsi, etcétera, etcétera…

Los ejemplos sobran, muchá. Es obvio. Lo más cague de risa es que cabal ‘orita me estoy dando cuenta de que Rex siempre ha sido un inconforme de mierda; el típico cerote que lo critica todo… La incógnita final es ésta: ¿podrá algún día esa inconformidá cambiar nuestras vidas y permitirnos alcanzar algo deseado, para bien de nuestras vidas? Da igual la respuesta; si contestan que sí, Rex (como buen mulamalteco) dirá que no, que hay que ser humildes y aceptar lo que tenemos; si contestan que no, Rex dirá que sí, porque si no miren a Maicol Yacson que nació negro, pero, inconforme, se destiñó y se hizo blanco, se puso nariz de pequinés y después se convirtió en Piter Pan para poder chiquitiar a un par de güiros; aburrido, le dio por ponerse pantalones más ajustados de lo normal, sombreros de chava y pasearse como puta; y ya no se sabe si es hombre, perro, mujer, personaje, rey del pop, negro, blanco, albino, extraterrestre, camalión y no se cuántas mierdas más, el muy talega.

Así que si ven al Rex, mejor sáquenle la madre.