11 nov. 2008

EL NEGRITO DEL BATEY, ASÍ LE LLAMAN VE


Vos Tulio, fijate que ganó el negrito, mano. ¿Quién? ¿Memín? No, hombre, cómo sos de mula, ¡Obama, cerote! ¿Obama Bin Laden? Diosa puta con vos, mano, noooo, Barack. ¿Baracus, el de Los Magníficos? Tu puta madre, Tulio, ¿en qué mundo vivís, mano? ¿Cuántos hay pues? ¡Uno, hijueputa! ¡Un mundo! ¿Y todo lo que cuenta Maussan qué? ¿Quién ese cerote? ¡El de los ovnis, mierda! Sos el único mula que pierde su tiempo viendo esas mierdas. Eso decís vos. ¿Y quién más mira al viejo ese hablando de ovnis? Rex lo miraba. ¿REX? Sí, así como lo oís. Tu madre, Tulio, vos sólo pajas sos. ¡A lo macho!, antes lo miraba porque creía en los ovnis. ¿Y vos cómo lo sabés? Ah, puta, si yo estudié con aquél. ¡Vos estudiaste con aquél, jajaja!, ¡pelame el güevo! Sí, cerote, te lo juro. Pero si vos creo que ni a Sexto llegaste, cerote. ¡¿Quién dice?! Yo digo. ¡Ja, yo hice mis básicos, vos, en el INEBE! ¿Y por qué sos tan mula entonces? Mula tu ruca, tu abuela y tu tía, Toyo. ¡Contá hombre! La onda es que aquél siempre estuvo en la sección C y yo en la A. ¿Y entonces? Pues nos hicimos cuates, hombre, en la selección de básquet. Va pues, te voa decir que sí. Sí, a lo macho, aquél era algo introvertido, pero buena onda. Ya, ¿y ahora que es el Presidente qué?, ¿se acuerda de vos? Nah, sepa putas. Pues lo que te iba a contar es que me acabo de enterar de que Obama, el nuevo presidente de los USA, ya invitó a Rex a la toma de posesión, fijate. ¡Comé mierda! Sí, cerote, ¿no son presidentes los dos pues? Ah, sí, a güevos, no había caído, fijate. Pues sí, en enero se va a echar su vuelta a la Casa Blanca. ¿Al putero ese que está a la par de la tienda de la Auri? (…)

Toyo, el progre, deja hablando solo a Tulio y se va a la verga. Anda emocionadón por lo de Obama y no quiere perder el tiempo hablando caballadas. De hecho, anda casi mojado del puro engase. Como buen estudiante del (eterno) primer semestre de Derecho o Ciencias Políticas, sin criterio propio y bullanguero, sabe que es el momento del Gran Cambio, de la Nueva Era, de la Esperanza Mundial, etc. ¡Y alabado sea Toyo, el progre, muchá¡ ¡Porque cree en el cambio! Y es que hubo una peleíta al estilo yin-yan, hombre. Un ruquito blanco contra un negrito cucurumbé y cuando sonó aquea de Mami el negro anda rabioso se armó la de San Quintín y ahora resulta que de un pedo Bush & Conpani salen disparados de la Casa Blanca (que ahora va a ser Negra) y a ver qué dice el Santo Dios de los Cielos. Pero yo no soy como Toyo, el progre. A mí las mierdas no me las meten tan así, con cucharita, como si fuera compota. Por adelantadotes luego nos metemos unos buenos putazos. Yo el único cambio que miro es el del color, muchá. Y, aunque soy mero daltónico, eso es lo que más me llama la atención. Que haiga mara que diun día para otro ya sólo tome té NEGRO, fume tabaco NEGRO y lea novelas NEGRAS. Que anden como que son clarineros (de NEGRO), se vuelvan fanáticos del cine NEGRO y de los gatos NEGROS. Eso, para empezar.

[Lapsus morbus: Esto como que a Rex le güele a moda…]

De ahora en adelante los mejores destinos turísticos serán (a parte de África, a güevos): las orillas del mar NEGRO, la selva de Piedras NEGRAS y para los multiarchimegapistudos: los agujeros NEGROS. Abundarán los NEGROS literarios (¿más?) y volverán grupos tipo Mano NEGRA o BLACK Sabath del brazo de ediciones de lujo del Back in BLACK de los EiSi y Back to BLACK de la Eimi. Licas como Hombres de NEGRO o La Dalia NEGRA se volverán de coleccionista. Y lo mejor, lo más mejor, como diría Toyo, el progre, es que todo aqueo que se consideraba “oscuro, maligno, malo, ¡guácala!, ¡chis!, maldito, mal visto, inaceptado, rechazado, mal trip, mala vibra, etcétera” ahora será todo lo contrario. No sé bien si el Patito Feo (que era NEGRO) llegó a convertirse en el Pato Lucas (también NEGRO) pero tanto él como la Oveja NEGRA (de Tito) y todas las pobres descarriadas del mundo tendrán que hacerle güevos al cambio de roles. ¡Todo lo NEGRO ya no es MALO, pisados! ¡Es IGUAL o MEJOR que lo blanco! El famoso Septiembre NEGRO ya nunca será lo mismo. La magia NEGRA sanará leprosos y el concurrido mercado NEGRO será más legal que Guantánamo. El humor NEGRO se enseñará en Parvulitos y se alabará el aniversario de la peste NEGRA y de la expansión de las agua NEGRAS en nuestros patéticos organismos. Todo lo infernal que significaba el concepto de misas, papas, biblias NEGRAS desaparecerá porque sí, porque Míster Obama es NEGRO y él es bueno y si un bueno va a tomar las riendas del mundo, ya no tiene sentido que el NEGRO (Ceballos, ¿atrás de tu casa espantan?) esté emperantado con lo MALO. ¿O sí?

De todos modos, Rex hará acto de presencia en la toma de posesión (momento exorcista) y hará lo posible por dialogar tranquilamente con Barack. La mierda es que no vayan a agarrarlo de mula, pues. Lles güi can! Aquél está algo pato en todas estas babosadas y seguro que necesita que alguien más o menos le guíe. ¡Y quién más que Rex Mamey, maestros! Más de dos años de experiencia en cargos diplomáticos me avalan. ¡Ja, puta madre! Si quieren que le diga algo, díganme y yo le paso el norte. Eso sí, nada de muladas. ¡Mama pega!


Pd. La fotía me la encontré en esa onda del Guguel, raro, ¿no?