26 jun. 2009

DIOS VAYA CON VOS, MAICOL


Sí, Maicol. Dios te acompañe en este viaje, mano. El último trip. El mero mero. Aquí en el Muladar siempre te mencionamos, fijate. Maicol Yacson. Puta, ¡cómo que no! Saludános a E.T., por vida tuya. Y a Fredi Mercuri. Y a Curt. Y a Miguelito Asturias. Y a todo la marufia que mirés por ahí por donde vayás. Te lo agradezco. Ahora que te fuiste a caldo, la mara se malea y no entiende por qué tanto alboroto por un pisado como vos, que según las malas lenguas, tenía debilidá por los chavitos, era exageradamente hipocrondríaco (bonito palabro) y no le atinaba en qué lado armar su casa de campaña, si en el los pisados o en el de las chavas. Normal, va viejo. La mara sólo quiere ver tu lado oscuro. La mara sólo quiere recalcar que pelabas cables, que eras un trabado, un loco cerote, un mal ejemplo. Normal, va viejo. Normal para un mundo en donde, por lo que vemos, todos son unos santos, todos tienen su parcelita o su lotecito en el cielo. Y vos no, porque te pelaste, porque se te fue la onda, con tu Neverlan y con tu necedá de querer ser un pequinés (por tu nariz, Maicol) y blanco.

Los errores de los demás no cuentan, Maicol. A la par de los tuyos, no cuentan porque se pierden y se esconden entre el vergazo de errores y cagadales de la plebe. Los cagadales de los demás no son nada al lado de los tuyos. Por eso, ¿para qué tanta mierda con tu muerte? ¿Por qué chillar por alguien como vos, que no tuvo infancia, que sufrió las indiadas de su tata? Normal, va viejo. Así somos. Aquí y en Marte, en donde a lo mejor esté E.T., Píter Pan y algún clon de Macoley Colquin. Así mejor que ya no estés, fijate. Yo también quisiera un montón de mierdas que no tengo y pelo cables cuando ando a verga. Y conozco a un vergo de mara que hace exactamente lo mismo. Mara que ya no haya ni qué hacer con su vida. Es la angustia de estos tiempos, Maicol. La humanidá está perdida Maicol y no hay tiempo para apreciar ni mierda. ¿Sabe la mara que fuiste el artista que más pisto regaló para mierdas humanitarias? 220 mil millones de quetzalitos, viejo. Nel, la mara no lo sabe. Porque fuiste un mal ejemplo, un pervertido, un descarriado. Eras una oveja negra que acabó siendo blanca.

Gracias por Güi ar di guorl, Esmuz críminal, Bit it y Yam, Maicol. Gracias por tu música durante aqueos años en los que pegamos el estirón y quisimos imitarte. Calcetines blancos no nos faltaron. Tampoco mocasinas bien lustradas ni guantes blancos, los mismos de cuando salíamos de cucuruchos. Gracias por llenar nuestras tardes con tus rolonas y el vergueo ese que hacías bailando. Gracias por hacernos el culo así con Tríler. Mis hermanas y mis primos nos juntábamos algún fin de semana para los ya míticos "ensayos" y nunca faltabas vos, viejo. Nunca faltabas. ¡Cómo putas! Tenías clavos, viejo, como Rex, como todos. Tenías clavos como todos... COMO TODOS. Pero para la mara no se anda con babosadas y cuando se trata de apedriar, sobran los pretextos. A lo mejor no creen que fueras humano, fijate. A lo mejor creen que eres un alien, como E.T. O una escoria, como Bush o como Chávez. Por eso pela, va Maicol. Por eso pela tirarte mierda. Ahora que no estás, hay que hacerte mierda. Sos sólo un icono más de una cultura absurda y decadente. Sos el revés del sueño americano.

Con unos mis cuates, con mis cuates de la infancia, con lo que representan para mí los mejores años de algo que nunca va a volver a pasar, nos hacíamos tres vergas bailando con tus rolas, cranieando mímicas para salir en la escuela, haciendo ruidos con el hocico para a ver si nos salía algún beat de tus rolas. ¿Patéticos, no Maicol? Más adelante, la mara le empezó a llamar Maicol a sus chirices, fijate. Sí, en la tierra de Juan Caca, Juan Culo y Juan Miados, empezaron a aparecer los Maicols. ¿Curioso, no crees? Da igual, viejo. Así es el mundo. No te lo digo para que te alegrés, porque vos no tenés ese derecho. El Rey Del Pop No. ¡Puaj, a la pero qué banal, qué superficial, qué capitalista! Normal, va viejo. Parece que cuando más no acercamos e intentamos pepenar algo de tolerancia, salen a relucir más las actitudes que dicen todo lo contrario, Maicol. La pre-historia sigue aquí, viejo, no nos preocupemos tanto.

Hoy Rex está de bajón, viejo. Así de claro y pelado. Yo no miro tendencias, las connotaciones me las paso por el culo, para mí no hay blanco ni negro. Yo no me flagelo. Yo no me auto-excluyo bajo ideas y berrinches reinvindicativos. Y me da envidia, fijate. Vos ya estás con E.T. y yo sigo aquí, sin ser nadie, haciéndole güevos, tratando de llevar dignamente una onda que se llama Mulamala. Y mientras más oigo la rola de Jil di guorl, esa donde decís que hay que curar el mundo, hacerlo un mejor lugar, para vos, para mí y para la toda la humanidá, que hay mara muriendo (pienso en mi propia Mulamala, en Oriente Medio, en África) y que si rialmente nos importa la vida, que hagamos de esta mierda de mundo algo mejor, más chillo, fijate. Chillo porque yo no hago ni mierda. Soy Rex y me la pela. Gracias, Maicol. Gracias por dejarme tener 16 años otra vez. Porque oyéndote puedo ver mi chante como era antes. Puedo ver a mi mara como era antes. Porque puedo estar en donde ya no estoy ni estaré. Gracias, ¿oíste?


Dios o en quién hayás creído vaya con vos, Maicol.


Caminando en la Luna,

Tu fans, Rex Mamey

15 jun. 2009

¡YA TE DIMOS COLOR, MAJE!


Para quienes crean y malamente piensen que este SU servidor sólo rascándose los güevos vive, déjenme decirles que no están lejos de tener razón, pero tampoco hay que dar las mierdas por sentadas. Mucha mara sabe quién soy, pero no todos. ¿Qué pasaría si les dijera que Rex no es el que ustedes creen que es? No voy a entrar en detalles, pero quédense con la espinita pisada y sáquensela cuando se les haya quedado un pedacito de carne entre las muelas y no tengan un palillo a la mano. Desde hace un buen rato para acá, he estado estudiando los rigurosos informes que mis delegados del Departamento Clandestino de Acción contra el Usuario de Internet (DECACUSI) realizaron desde que, luego de la intensa actividad y la proliferación de basura informática [Querido yik: lo que para vos es espan para mí es blog y/o perfiles en redes sociales, gracias por no intervenir con tus elevadas apreciaciones], no tuve otra que reunir a un grupo de expertos mulamaltecos (pornoadictos, blogadictos, cyberadictos y transtornados mentales con pobres y/o escasas relaciones interpersonales) y contratarlos para conformar el Departamento y ver qué putas está pasando con el usuario de Internet en Mulamala. Me llevó puta. La mayoría temblaba al saber que iba a tener que pasar diez horas lejos de sus cuartos. ¡A sus treinta y la madre de años! Les rolé cheques en blanco (con fondos mínimos: el más cabrón cobraba primero y los demás comían mierda) y les ofrecí instalaciones debidamente diseñadas para satisfacer sus necesidades: sonido envolvente, aire acondicionado, hieleras con Red Bul, muñecas inflables-multirraciales, rótulos en neón con frases intermitentes tipo: Adiós Abrazos, Hola Secon Laif acompañados de imágenes obscenas de Futurama y Famili Gai, y cubículos en forma de confesionarios para que pudieran “tocarse” con intimidá y rendir al máximo.

Sí, ya lo sé, hay gente muriéndose de hambre en las calles, hay mara palideando, pero ESTO es IMPORTANTE.

Como comprenderán, encerrar a esta partida de escorias en un cuarto lleno de compus y del más innovador equipo informático y de sano entretenimiento fue haberlos encaramado a una nave, como en Estar Trec, y mandarlos directamente al Paraíso. Los nenes se sentían en su mera salsa, pero la onda fue que sólo disfrutaron del festín y nada de chance. Se lo advertí, me dijo Güilson, mi mano derecha. Para quienes todavía no lo sepan aquí les va una primicia mundial: Sí, los mandatarios también tenemos un poco de mulas. Igual que cuando miro que la mara deja chelas a medias, me dolió, pero tuve que hacerlo: los mandé a la mierda. Querían finiquito. ¿Bolsa negra o costal?, me preguntó Güilson. Aunque sabían mucho, no les mandé a matar pisados, no sean mal pensadotes. Les mandé a regalar ropa que yo ya no uso, porque a la verga, es cierto que no les llega salir y prefieren olerle los fustanes a sus nanas, pero tampoco es para andar como que son pastores ambulantes, hombre. ¡Miren cómo soy de buena gente! Después del mal trago y aprendida la lección, le dije a Güilson que ya no contratáramos a ningún pisado y que, como siempre, nos encargaramos nosotros del trabajo sucio. Lo único rescatable de los informes del DECACUSI fueros los listados de las direcciones IP de un vergazo de usuarios mulamaltecos. Las conseguimos pisteando a los proveedores de Internet y convenciéndolos de que se trataba de un tema de seguridad nacional y no de espionaje. ¡Porque eso sí que no!

Por si conocen a alguien que trabaja en el sector y notan cierto cambio en su nivel de vida (palco vip para ver los Clásicos, tarjeta vip ilimitada en Le Club, cubetazos para aquea mesa y para aquea otra, viajes cada fin de mes, etc.), descarten lo de narco.

¿Qué es dirección IP?, nos preguntó un primo de Güilson que se ofreció a hacernos la pala (según Güilson, a su primo le gusta mantenerse en los baños de los centros comerciales viéndole la verga a la mara cuando mea, así que había que mantenerlo ocupado). Es onde viven los Ijos de Puta que estamos buscando, se me adelantó Güilson. [Querido jáquer: ¿quién te dijo que eras único?] ¡Como ven, el DECACUSI estaba más vivo que nunca! ¡En octubre ajustamos ya nuestro primer añito! Así que nos pusimos las pilas y empezamos con las labores de rastreo, análisis de tráfico, material subido a la red e identificación de usuarios. ¡Esa mierda de Big Broder no es ni verga! Si les contara de toda la información (100% fiable y de primer nivel) que pudimos obtener, se cagan, muchá. ¡Se ca-gan! Yo que ustedes, me cuidaría las espaldas y andaría ojo al Cristo. Si en Guatemala todo es posible, en Mulamala pior.

“Ha llegado el fin de los instigadores sociales que se escudan en el anonimato y se inventan identidades. El pez por su propia IP muere”. (Neo-Apocalipsis 23, 3-5)

¡No me digás! Sí, sí te digo. En DECACUSI sabemos quién sos vos. Sí, vos, tus anonimatos y tus falsas identidades. Ya no nos creemos esas pajas de “el qué dirán”, de “me da clavo lo que piensen los demás”, “es que en Mulamala somos muy salvajes, por eso no doy la cara”. ¡Pre-tex-tos! Sabemos que escribís blogs sobre sexo pelado porque entre verte pasar a vos desnuda, los albañiles prefieren mil veces chiflarle a dos perros que estén volando güevo. No sos seisi. Coger así te friquea. Si fueras puta y te gustara, ¿para qué ocultarlo? Sabemos que escribís blogs sobre política subversiva porque en el fondo quisieras gobernar vos o de acuerdo con tus intereses, porque sos lo suficientemente cabrón para tener todas las soluciones de lo que hay que hacer y lo que no. ¿Ya cachaste el verdadero concepto de ser mártir? Sabemos que escribís blogs sobre trips con drogas y desvergues porque es lo que has visto en la tele: sos un Testigo de Jehová reprimido con barros en la cara que se entretiene en grandes chingaderas con sus cuates: un lorito, un par de canarios y un cuyo. Sabemos que tenés varias cuentas de correo y de blogs para, según vos, chingar a la mara sin darte color. ¡Pisaste, viejo! Sabemos que tu perfil no es tu perfil. Sabemos que te güeviás las fotos y te hacés pasar por otro, que sin Fotoshop tu imagen pasaría desapercibida y no le interesaría a nadie porque NO sos chulo. NO sos chula. Sabemos que chafiás ideas para que tus comentarios llamen la atención porque NO pensás NI sos interesante. Sabemos cómo te movés en la blogósfera y en Internet, según vos, haciendo de las tuyas y tirando piedritas sin ser visto. Desafortunadamente, ya lo sabemos. Si pensás que los gobernantes no hacemos ni mierda, ¡estás mal! ¡He aquí la prueba!

¡Para DECACUSI lo más lógico sería que fueras uno más, como la mara normal, sin levantar sospechas… pero como no, pues no!

Atentamente (de atentar),

¿REX O NO REX? ¡He ahí la cuestión!

La imagen presuntamente está en: www.firgoa.usc.es/drupal/node/37039