7 abr. 2015

PERDÍ MI TIEMPO LEYÉNDOTE, PATÁN DE MIERDA



*Suspiro largo… como las colas de tráfico que se hacen para estas fechas, o como la cola de nuestra ave símbolo*

 

"Perdí mi tiempo leyéndote..." (¿Y qué querés que hagamos... que lo busquemos?) 

 

Cabal así dice uno de los últimos comentarios (anónimo, para variar) dejado en mi post anterior y que, en esta nueva oportunidá que me regala el Creador, Creadora o Creadorxs, me sirve de inspiración cuasi-divina para volver a escribir una “patanada” más, disculpándome de antemano si escribir en un blog personal con un estilo también personal (que me da la sensación de que para muchos “chapines” es totalmente ajeno, no sé, supongo que porque están acostumbrados a expresarse en colombiano, mexicano, argentino o chicano) es motivo de injurias y afrentas punibles contra la dignidad humana, el libre albedrío, las hidroeléctricas, los bares para gringos en la Antigua, la comunidá de judíos errantes expulsados de Sololá, el programa de tv Combate y el Estado de Derecho, porque puta, ya sólo falta que uno tenga que estar pidiendo permiso, rogando y pagando timbres aquí y acullá para medio mantener activa esta mierda de blog y entretenerse un cachito sin que fulanito o menganito se sientan VIOLENTADOS en sus fueros internos y en sus susceptibilidades de cándidas alondras agitadas por el viento despiadado (como el que viene del basurero de la Z. 3). ¡Jaaaa, puta! ¡Güelanme el hoyo! ¿Acaso estoy ECSTORSIONÁNDOLOS para que le den click al link de esta babosada y tengan que usar el tiempo que deberían estar chambiando (sí, porque para eso les pagan, pisados, no para estarse zampados en Internet hasta que den las cinco o seis de la tarde) y siendo productivos para sacar adelante a su GUATELINDA, pues? ¿Los estoy obligando? No, en serio, contéstenme. ¡No, verdá! ¿Entonces qué putas? Además, yo cuando agarro un libro y a la segunda o tercera página veo que no me gusta o no es mi rollo (pela la verga si lo escribió Saramago o David Unger, lo dejo ahí o lo tiro a la verga (menos los de Vivian Marroquín o Jorge Bucay porque esos me han servido muchísimo en mi crecimiento espiritual y en mi trabajo como asesor de campañas políticas y creación de Fundaciones contra algo, como Fundación Contra El Terrorismo Feudal o Contra Tu Puta Madre, por mencionar dos ejemplos así al azar). Lo mismo me pasa con las licas, las series, los discos, la comida, la bebida, las drogas, etc. Sólo aquél que milagrosamente ha sobrevivido y se ha hecho mayor de edad con un cerebro del tamaño de un mango tierno, pierde estrepitosamente su valioso tiempo leyendo o consumiendo mierdas que le incomodan, fastidian o irritan. Y como prueba, el susodicho autor del comentario que da título a este post, que me lo imagino como todo una lumbrera, una fuente inagotable de sabiduría, un Aristóteles… ¡Invirtiendo (y perdiendo) su tiempo en patanadas! ¡ÉL!... pero que para mí no más que un descarado que, como otros muchos, viene (sí, viene, porque yo nunca VOY, muchá; es la mara la que VIENE) a insultar con insultos. (¡Oh, Lógica, permite que mis ojos insanos se curen con tu omnipresencia!) Eso es como si alguien construyera una su casita y, en lugar de una puerta y dos ventanas, le confeccionara diez diferentes ojos de buey como  si fuera su hogar fuera un panalote y ahí vivieran cuyos o palomas, y que encima, la pintara de seis colores fosforescentes. (¡Toda una chintada!, dirían los fufurufos; ¡Cuánto daño ha hecho el LSD en la Tierra!, dirían los santurrones). Y que yo viniera una noche llevándomelas de Banksy, como un mi disfraz de Nito (o de Neto) y le pintara la frase “ridículo de mierda” en la fachada… pero con Comic Sans y faltas de ortografía. ¿ME EXPLICO? 

 

Por otro lado, me preocupa mucho que haya gente que se quede con lo superficial, con lo obvio, con lo que resalta a todas luces, con lo “intencional”, si prefieren que lo diga de esa manera. Y lo que es peor, gente supuestamente culta y con cierto criterio, como la LICENCIADA (así pone en su FB) que me dijo que si escribiera mejor LLEGARÍA MÁS LEJOS. (¡Puta, sos cohete!) “Si lo hubieras escrito sin tanta vulgaridad, habría sido mejor, fíjate”. “Lástima que muy vulgar, hombre”. “Está interesante, pero ese tipo de expresiones no ayudan en nada”. “Lo único que te recomiendo es que mejorés tu ortografía”. “Lo soez lo arruina todo, aunque vos digás que no y que es chingadera”, etc. etc. etc. Muchá, este blog lleva siendo así desde el 2005, no me jodan. ¿O acaso ustedes todavía siguen criticando a Nuestro Diario o Al Día por el tipo de periodismo que esos pisados manejan? ¿No han dado por sentado LO EVIDENTE? ¿Por qué buscan oro donde nunca ha habido ni siquiera de aquellos lenes de cobre de la época de Tatalapo? La naturaleza de este blog responde a varios motivos (muy personales) que creo que ya expliqué más de alguna vez y que ya no voy a volver a repetir por el simple y sencillo hecho de que no es necesario. Si te gusta el blog, bien, mi rey; si no, bien también y órale, seguí tu camino hacia el éxito, manito. Punto. Yo no soy un profesional en ni mierda, no tengo ni maestrías ni estudios superiores, doctorales e internacionales en ni pura verga, yo no soy experto ni formo parte de los que muy docta y sabiamente dominan el tema. NO SE CONFUNDAN. ¿O qué? ¿No les enseñaron a discernir en su Alma Mater o en su Universidad Privada All You Need Is Money and Love? Mi formación profesional la obtuve gratis… leyendo e interiorizando los comentarios, precisamente, que les hacen a los columnistas de opinión de nuestros periódicos digitales. ¡AHÍ CULMINÉ MI FORMACIÓN, a Dios gracias! ¡Ahí me hice CHAPÍN PENSANTE! Si quieren RIGOR, DESENVOLTURA, OBJETIVIDÁ, ELOCUENCIA y EXPRESIÓN CON PROPIEDÁ, ahí está Plaza Pública, Contrapoder, El Salmón, Nómada, etc. ¡Me extraña! Ahí tienen columnistas de opinión (buenos, malos y despreciables) hasta para regalar en ElPeriódico, Prensa Libre, La Hora, S21, etc. ¿Para qué putas quieren más? Y si quieren chingadera de NIVEL, puta, ahí está Canchinflín Hero, El Espurio, Ictericia, etc. ¡Toda esa mara sabe, pues! ¡Toda esa mara controla, papáaaaa! ¡Ellos logran que el gran Demóstenes se visualice como un pobre pigmeo al que le cuelgan candelas de mocos! ¡Ahí se concentra el SABEEEEEER! ¡LO TRASCENDENTAL!

 

El Muladar y el Rex Mamey son otra cosa, muchá. Sépanlo y tatúenselo, si les sobró algo de pisto después de Semana Santa. (O invítenme a chupar, si le tienen miedo a las agujas). Esto lo digo no por ese 95% de mara que, sin explicaciones ni aclaraciones, ha sabido ser lo suficientemente capaz de asimilar de la mejor manera posible las muladas que escribo aquí y la forma de fregar y de decir las ondas del Rex, sino por ese 5% por ciento de quisquillosos, correctos e inquisidores, que parece que hay que ponerles un pizarrón enfrente y detallarles, paso a paso, con lujo de detalles, cada mierda, cada frase, cada adjetivo… y el PORQUÉ, ante todo, el porqué. El Muladar, repito, no es un medio serio de comunicación, periodismo (sí, aunque yo sea el Padre del Periodismo Moderno y a causa de ello haya gente que todas noches eche espuma por el hocico y amanezca con llagas en las manos), cultura o literatura. ES SÓLO UN PUTO BLOG, cerotes, como los hay millones, así de sencillo. ¡Un blog más! Y con esto no quiero decir, ojo, que no se me pueda criticar, que no se me pueda mandar a la verga, que no se me pueda menospreciar, como muy bien lo retrata este señor A. Vargas, a quien no tengo el gusto de conocer (aunque él parece que sí), en su muy desdeñoso y jactancioso comentario en FB, atentos:





Lo único cierto de sus palabras es que soy un perdedor: he perdido tres veces mi DPI, dos cadenas de oro, dos celulares, una gorra de los Yankees, el libro de Baldizón (a propósito), una mochila, diez chalecos de The North Face origi…chafas, las llaves de mi HILUX y un talegazal de ondas más… todo como protesta sincera y abierta contra el CAPITALISMO. (Por cierto, no es que quiera sacar de contexto sus palabras -aunque si se salen ellas solas, ahí ya no culpo-, pregunto: ¿qué le hemos hecho a la Humanidá los usuarios de blogger, o sea, los que tenemos un blog(spot)? ¿Tan bagres, corrientes, pobretones, barriobajeros, chusma, mainstream… somos? ¿Estamos pecando? ¿Estamos echando a perder algo valioso nuestra sociedá? ¿Tenemos turbeculosis, no lo sabemos y estamos contagiando en silencio a quienes nos leen? ¿Nos quedamos estancados en algún período histórico non grato?)

En fin, siéntanse bienvenidos/as, los que así lo deseen. Los demás, ubíquense y esfuércense en cultivar su espíritu en cosas que verdaderamente valgan la pena, no en esta pocilga de la vulgaridad y la patanería. No en este altar de lo soez. A pesar de todo, sepan también, que jamás serán censurados y que aquí estaré, siempre, para cuando tengan ganas de caer en el lugar común de sacarme la madre gratuitamente, sin conocerme, sin procurar ver “un poquitío más allá”. Si eso les produce felicidá, más que lástima y misericordia, siento verdadera admiración y pleitesía por ustedes, por ser honestos, coherentes y sacar al sol su identidá. Así, tal cual son, como los educaron sus tatas, sin miedo, sin neuras, sin traumas. Ricas y bendecidas bendiciones para ustedes, pues, y felices pascuas, esperando que no se reproduzcan como conejos,

Su hamigo (Felix), 

Rex Mamey, Aquel Que Surgió De Entre El Ripio Y El Piedrín

1 abr. 2015

QUIERE MANIAS, SEMILLA DE MARAÑON O HABAS SERÁ TODO MI GÜEBO


Uno se le queda viendo a una hormiga que camina sobre el marco de la ventana y piensa: qué chilero ser hormiga, ahí, tranquilamente, echándose una su vueltecita por la ventana. Uno cuando va camino al Puerto y mira por la ventana y ve por ahí entre los matorrales, al lado de la carretera, a un árbol, quieto y solo, piensa: puta, qué rico sería ser árbol, nada de ajetreos. Y cuando digo hormiga o árbol, también digo reloj de paré o santo de iglesia. Sí, todo menos ser humano, hermanos eruditos. Sí, todo menos sentirse parte de la especie, hermanos sabios. (Ja, puta, si yo también me la puedo llevar de intelectual pesimista, muchá. O de poeta urbano de posguerra, ¡chila mierda!). Pasan ondas todos los días y uno quisiera sustraerse y no tener ni verga que ver. Uno quisiera seguir de largo, ver para otra parte. Pero a güevos, no-se-puede-y-así-es-la mierda. Si uno no quiere ver equis babosada, voltea a ver pero ahí hay otra pior: vallas con basura electoral y carotas sonrientes de toda esa partida de ladronotes hijos de puta, por ejemplo. No, si el panorama es crítico, muchá. A lo macho. “¿Ora qué mosca te picó, vos Rex?”, me pregunta Goyo, el carnal de la Yusneidy, usando un clip como hilo dental para limpiarse la mazorca mientras se acomoda en mi cama, como si fuera rey el aplanacalles cerote. “¿Cuándo putas has visto que las moscas piquen?”, le contesto yo así. El maje pone cara de no entender ni mierda y mejor nos cagamos de la risa. “Mirá esta mierda”, le digo y hago que se levante y se acerque a la compu. Y lo que le enseño al pisado no es una escena pornomística amateur gangbangesca, no, es es la foto del tuit (uno de miles) sobre Erick Barrondo y le cuento que ando medio maleado no por esa mierda de tuit sino por la reacción de una buena parte de la población chapina, de “nuestros queridos hermanos chapines de sangre”. Sí, porque al cuate lo chingan así del aire, lo ofenden, él hace uso de un derecho que tenemos todos, o sea, denuncia, y entonces resulta que el hijo de puta ¡ES ÉL! ¡EL CULERO ES ÉL! Sí, por “no tomárselo por el lado amable y no cachar la broma” y “por llevárselas de personaje público soberbio y poco humilde”. ¡Puta, qué se está creyendo ese indito abusivo! ¿Sólo porque ganó esa su mierda de medalla ya se cree a saber ni qué? ¡No digo pues, a los pueblerinos al llegue se les sube el mosh a la ñola!, etc. etc. etc., fue lo que leí en algunos comentarios en periódicos digitales. Nada para sorprenderse, eso sí, pero… a mí las ganas de PERTENECER y DE SENTIRME PARTE DE, ustedes me van a disculpar, se me van a la quintísima mierda. ¡Y creo que estoy en mi maldito derecho! ¿O NO?

Dicho lo anterior, déjenme que destape otra mi chelita y reflexionemos juntos: Sí, es verdá que la estupidez y todas las actitudes que se derivan de ella no son exclusivamente propias de nuestro terruño, yo sé, pero puta, ¿a ustedes no les da la sensación de que aquí se acumulan igual que se acumulan las moscas y los moscones verdes cada vez que una plasta de mierda cumple un par de horitas de vida a la intemperie? ¿Sí o no? ¿O sólo yo soy el trabado pisado que no entiende ni mierda y que le encanta hablar por hablar? ¿El mula que ve un pipe donde perfectamente se ve dibujada una pusa? ¿Estoy loco? ¿Habrá una suite VIP para mí en el Federico Mora? ¿No son los discursos de la Baldetti una prueba fehaciente de lo que les estoy intentando comunicar? ¡Seamos honestos, hombre!

Pero bueno, vayamos por pasos, aunque no estemos hablando del Via Crucis.  

PRIMERO. A mí el tuit y su autor (como usuario de una red social; no como persona, porque ni lo conozco) me pelan la verga, simple y sencillamente porque son tuits que pretenden una onda y no la logran, y porque son usuarios que, por su mediocre desempeño como tales (échenle un ojo a sus tuits), igual deberían probar qué pasa si apachan el botoncito de DELETE YOUR ACCOUNT, a lo mejor se ganan la oportunidad de unirse a una Alegre Excursión a Tapachula, un su casetío con Lo Más Mejor de Anabella de León (Greatest Hits Vol. 34) o una su placa conmemorativa que diga: “Es mejor así, papaíto, relax”. Digo esto porque, como lo he repetido en otras ocasiones… ¡AHH MAÑA MÁS PISADA DE QUERER SER GRACIOSO CUANDO NO LO SOS, PAPÁAAA! Ahí empieza el vergueo. “¡Es que era una broma, muchá. Si yo chingando estaba. No ven que en mi perfil dice que soy experto en humor ácido, pues!” No, chirulito de guano. No, tatita. NO SOS GRACIOSO. SI FUERAS PREDICADOR EVANGÉLICO A LO MEJOR LA HARÍAS… ¡A LO MEJOR! Y así como ese chavo, como decía arriba, hay un talegazal de pisados que les encanta perder el tiempo escribiendo tuits puramierda que en sus mentes de neandertales consideran HUMOR ÁCIDO, SARCASMO, IRONÍA… cuando lo único que hacen (como el tuit que nos atañe en esta ocasión) es REPETIR Y HACER USO DE LOS TÓPICOS MÁS TRILLADOS Y CHIMADOS DEL HUMOR CHAPIN, en los que referirse a alguien como INDIO, MUCO, SHUMO, HUECO o MARICA está bien, pues, es permitido y es celebrado por los imbéciles atarantados que tienen como seguidores; en donde referirse a alguien como PUTA, FLOJA, ZORRA o SIDOSA está bien, pues, es válido y así la manada de borregos alienados tiene material para pasar un su rato alegres.

SEGUNDO. El mismo autor quiso enmendar su metida de pata diciendo que “se sacó todo de contexto” y que su intención no era ofender. Yo pregunto: ¿cuál sería su intención entonces? Y no hace falta que espere la respuesta porque yo la sé: BURLARSE. Y, por favor, no nos hagamos los pendejos, es de dominio racional (ja, chila vershhh) que dentro de toda burla, dentro de toda broma pesada, dentro de toda mofa, va implícita la intención de RIDICULIZAR y, por lo tanto, también cabe la posibilidad de que el receptor de la misma se sienta OFENDIDO o MENOSPRECIADO. ¿O me van a decir que no? ¡ESO ES DE PRIMERO DE CHINGADERA! Y es que no hace falta decirlo ni explicarlo, muchá. Es archisabido que el colectivo de vendedores ambulantes (en su mayoría, indígenas mayas de escasos recursos que han emigrado a la capital desde diversos lugares del interior del país) siempre ha sido motivo de discriminación, racismo, abuso, explotación e indiferencia. Hacerlos parte de chistes, bromas y demás es LA SUSTANCIA QUE DA VIDA AL HUMOR CHAPÍN y, partiendo de esa evidencia, lo mierda es que no se comprenda que ya fue suficiente de tanta chingadera GRATUITA con connotaciones machistas, racistas, homófobas y xenófobas, muchá. ¡Ya basta, hombre! Al principio, a lo mejor, dieron gracia pero ya nel. ¿Es tan difícil de entender? El tuit en cuestión no es directamente un mensaje racista (así decía en los periódicos) pero en el contexto social en el que vivimos tiene una connotación de ese tipo y punto. No hay que darle más vueltas al asunto. ¿O qué, necesitamos que un sociólogo nos lo explique? Puta, me extraña, pisaditos.

TERCERO. ¡Si el pisado se siente ofendido automáticamente está discriminando a los vendedores ambulantes! ¡Ser vendedor de chicles, cigarros, frutos secos, shucos o lo que putas sea no debería ofender a nadie! A lo que yo pregunto: si no debería ofender a nadie, porque es un trabajo digno y bla tu bla puta bla madre bla, ¿POR QUÉ PISADOS LO USAS VOS (sí, vos, no Barrondo) PARA BURLARTE DE OTRO? Yo, si sé que voy a usar tópicos, insultos y frases QUE NO VAN A HACER SENTIR MAL AL OTRO a güebos que NO las uso para meterme con él ni para chingarlo, ¿me explico? ¿Qué puto sentido tiene? ¡Ninguno! ¡Uno chinga con lo que sabe que puede servir para chingar! ¿Quién putas se va a ofender que le digan “COME MIERDA, PUERTA” o TU MADRE, SILLA”? Eso a lo mejor es un mensaje medio ridículo, pero ni causa risa (a algún artista conceptual chapín puede que sí) ni consigue su objetivo (ridiculizar) porque tampoco tiene ninguna connotación real. Yo creo que el pedo no siempre está en EL MENSAJE; muchas veces, desde mi humilde opinión de Presidente Vitalicio del Reyno de Mulamala y Aledaños, está en LA CONNOTACIÓN. Y ahí, sobran la chilladera, las pataletas y las mamadas de después. ¡Punto! Así que Barrondo no está discriminando a nadie, mamones. Los que están sacando de contexto las babosadas son ustedes. En todo caso, ¿YA NO SE PUEDE OFENDER UNO PUES? O sea, si vos te la llevás de cabrón y me querés poner en ridículo y sos tan maldito que lo conseguís usando TU INTELECTO, yo mismo te felicito y me cago mil veces de la risa, pero si vas a recurrir a tuits como el de Barrondo o solo a maltratarme, lo más seguro es que sólo consigás sacarme de onda... no porque yo desprecie a un colectivo equis y no quiera sentirme identificado, sino PORQUE ESTOY EN TODO MI DERECHO DE RESPONDER A UNA BURLA COMO ME SALGA DE MIS SANTÍSIMOS COYOLES, ¿ESTAMOS? 

CUARTO. Rex, insultar a los racistas y demás, o meterte con ellos, no va a servir para que cambien su manera de pensar. Además, ¿quién sos vos para dirigir la orquesta y reprender, manito? ¿Tenés calidá moral? Yo siempre he creído en el escarnio, muchá. Y si es público, mejor. Este cuate, espero, luego del berenjenal al que se metió POR MULA, igual se lo piensa dos veces antes de volver a creer que la libertad de expresión consiste en pasearsee en la integridad y en la dignidad de cualquiera por el simple hecho de que PUEDE, QUIERE, SALE GRATIS y ES UN CAGUE DE RISA, según su pobre apreciación de lo chistoso, ejem, ejem. Y, aunque sé que es remoto, a lo mejor se le ilumina el coco y considere inadecuado seguir fomentando ese tipo de chingaderas y cultivando ese tipo de mentalidá de vejestorios y retrógrados. Sí, lo sé, le estoy pidiendo peras al olmo y los milagros no son caldo de moronga, pero no hay que perder las esperanzas, muchá. ¡SI CRISTO BIBE TODO ES POCIBLE! Por otro lado, calidad moral no tengo YO ni la tiene NADIE, hijos de puta, así que en ese sentido, poco tengo que agregar y no me salgan con pajas mal hechas ni pedos de pintor que ahorita no ando para hablar de justicia en La Tierra. Lo que sí me gustaría que quedara bien claro (como el agua del Lago de Atitlán, pongámosle) es que, dado QUE ESTOY HASTA LA VERGA de que proliferen este tipo de individuos, herederos y promotores del chapinismo ramplón, ofensivo, ignorante y decadente, voy a hacer lo posible, al menos, para que su estupidez NO PASE DESAPERCIBIDA. ¡Así que aguántenme cerotes, jajaja! Y si no, ya saben: sus vidas siempre serán más interesantes sin mí que conmigo. ¡Está comprobado!

Suyo, como lo es el pellejo grasoso a la pechuga,

Rex “El Iluminado” Mamey